Acaros del polvo - AlergoIPS

Alergia a los ácaros del polvo

Los ácaros del polvo o ácaros domésticos pertenecen a la clase de los arácnidos, vive aproximadamente 10 semanas, los macho viven 10 a 19 días y las hembras 70 días.

Los ácaros evitan la luz, por eso se esconden en las fibras de las telas, no pican, no muerden, no son visibles al ojo humano, se alimentan de las células muertas que se desprenden de nuestra piel.

Es común encontrar los ácaros del polvo en todo nuestro hogar, viven en lugares cálidos, con altos niveles de humedad, en objetos hechos de telas, por ejemplo:

  • Colchones
  • Almohadas
  • Alfombras
  • Tapetes
  • Peluches

Es recomendable realizar pruebas para determinar con exactitud si se tiene una alergia a los ácaros o algún otro agente que desconocemos.  Las causas que se presentan cuando eres alérgico a los ácaros del polvo son:

  • Inflamación de los párpados
  • Congestión nasal
  • Picazón de garganta, ojos o los oídos
  • Urticaria
  • Falta de respiración
  • Asma
  • Conjuntivitis alérgica
  • Rinitis
  • Dermatitis

El punto clave para controlar los ácaros es la limpieza, por ello el equipo AlergoIPS te RECOMIENDA:

  • Ventilar muy bien tu hogar, mantener las ventanas abiertas durante una hora al día, para que el aire pueda circular.
  • Evita los objetos que recogen mucho polvo como lo son peluches, estanterías de libros, alfombras, etc.
  • Debes lavar sabanas, fundas, cobijas, mantas en agua caliente y un excelente jabón  todas las semanas.
  • Realice una minuciosa limpieza a las cortinas, muebles, cojines, colchones preferiblemente lavar con agua caliente, en tiempo programados.
  • Evitar animales de mucho pelo o plumas en nuestros hogares.

Una de las recomendaciones más importantes es que te  realices las pruebas necesarias para determinar si eres o no alérgico a los ácaros del polvo (puedes estar presentando otra alergia que desconoces)

Las pruebas que se realizan en este caso son pruebas cutáneas de intradermorreacción – aeroalergenos

La prueba se realiza de la siguiente manera:

  1. Se aplica sobre el antebrazo (parte superior del brazo) una gota de la sustancia que te puede estar causando síntomas.
  2. Con una lanceta se pincha la piel sin producir sangrado con el fin de que la sustancia penetre bajo la superficie de la piel
  3. Se tiene un tiempo estimado de 15 a 20 minutos para observar la reacción.

Queremos ayudarte, no está solo en este proceso, cuentas con un grupo de profesionales dispuestos a trabajar por tu bienestar.

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *