Pruebas de provocaciones cutaneas - AlergopIPS

Pruebas de provocación cutáneas

Las pruebas de provocación cutáneas son unos experimentos que se realizan sobre la piel del paciente con el fin de demostrar cuales son los agentes que disparan ciertas reacciones alérgicas en él. El proceso que se utiliza es muy simple, se aplican diferentes tipos de agentes alérgenos (disparadores de alergias) en la piel del paciente, esto por medio de parches a los que se colocan cantidades estandarizadas de cada sustancia, estos parches son colocados en la espalda del paciente y se espera cierta cantidad de tiempo con el fin de que se desarrolle un proceso alérgico controlado. Esta es una de las maneras que existen hoy en día para determinar cuáles son los agentes que afectan a cada paciente.

¿Cómo se realizan?

Habitualmente se aplica una batería de sustancias basal o estándar que incluye los alérgenos responsables del eczema de contacto más frecuentes. En algunos casos, se pueden estudiar otras baterías específicas (perfumes, tintes, baterías dentales, metales, gomas, etc.) o productos propios. Si hay algún producto que usted utiliza y cree que puede ser el responsable de su reacción cutánea, es importante que lo lleve el día de la visita para conocer su composición (jabones, cremas hidratantes, detergentes, etc.) También puede traer una fotografía de los componentes.

Estas pruebas requieren tres visitas, habitualmente lunes, miércoles y viernes (en algunos casos el lunes de la siguiente semana). El primer día (primer lunes) se le realizará una historia clínica detallada y se le pondrán los parches en la espalda en oclusión. A las 48 horas (el miércoles) se le retiraran los parches y se marcará con un rotulador para piel la localización de los distintos alérgenos aplicados. Finalmente, el viernes (o el lunes siguiente) se hará la lectura de los resultados (ver si ha salido alguna reacción positiva). Si hay alguna reacción positiva, se evidencia la aparición de enrojecimiento (eritema) o incluso vesículas y ampollas.

Recomendaciones:

  1. Durante toda esta semana no se puede mojar la espalda.
  2. Debe evitar el calor, la sudoración y el ejercicio físico.
  3. No debe tomar corticoides orales (al menos 15 días antes) ni otro tipo de tratamiento inmunomodulador.
  4. Puede tomar antihistamínicos los días previos a las pruebas
  5. No debe aplicar corticoides tópicos en la zona de realización de las pruebas (espalda).
  6. Las pruebas se han de realizar en fase estable del eczema.

Añadir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *